viernes, 28 de agosto de 2015

Salas de baile

Lisboa invita a hacer picnic en cualquier césped y también a entrar en salones abandonados o reconvertidos. A veces los buscas y solo puedes hacer una foto de su exterior, pero otras...
El Café Imperio sigue activo (se puede vivir su ambiente en uno de estos, recomendados por Irene, 9 relatos del JD). Allí merendamos mientras empezaba el banquete de una boda tradicional y podíamos contemplar el mural de Luís Dourdil, no las esculturas del panel frontal, tapado por la gran pantalla, con el omnipresente fútbol.



No hay comentarios: